¿Qué es el RankBrain? El algoritmo de Google

El RankBrain es un sistema de inteligencia artificial que lleva funcionando en Google desde el 2015, y que está en constante evolución. Este sistema supone un antes y un después en cuanto a los algoritmos utilizados por Google a la hora de aportar mayor o menos visibilidad a un dominio

Es decir, RankBrain aprende automáticamente, de los usuarios y trata de volver más «democráticos» los resultados de búsqueda en Google.

También, se dice que este sistema de inteligencia artificial casi puede alcanzar el nivel de ANI «Artificial Narrow Intelligence», que es un tipo de inteligencia artificial limitada, que aprende solo, pero sin llegar a tener conciencia. RankBrain es su «propio jefe» «no visites este post random».

Quizá podrás pensar algo como: —¿Qué mier…coles tiene que ver esto con el Marketing?. Pues, la respuesta es el SEO, y el marketing de contenidos que tenés posteados conforme a tu emprendimiento.

Bueno, si tenés ganas te podés quedar, que vamos a hablar de RankBrain. —Si no, podés salir y darte una vuelta, que el día siempre está lindo para caminar.


¿Qué es RankBrain?

RankBrain es un sistema de inteligencia artificial de Google, y funciona como parte del algoritmo de búsqueda Colibrí.

De acuerdo a Google, el 15% de las búsquedas son combinaciones de palabras que no se comprenden fácilmente por la forma en la que fueron escritas, pues, estas se tratan de expresiones coloquiales. Mediante el autoaprendizaje automático, RankBrain se va nutriendo de conocimientos con la totalidad de las búsquedas que se han introducido en el buscador. Y aprendiendo gracias a estas.

Así que, RankBrain es interpreta las palabras de cada búsqueda para así deducir las intenciones de los usuarios. —¡un capo!.

¿Cómo funciona el algoritmo de Google RankBrain?

Lo que hace RankBrain es seleccionar términos semánticos en el índice de Google una base de datos, con fin de encontrarles sentido, e ir aprendiendo conforme las búsquedas se suceden.

Esto ya lo venía haciendo Google con Colibrí «Hummingbird para los amigos». Pero, RankBrain recurre a conocimientos adquiridos en otras búsquedas para encontrarle el significado a las palabras. Y de esta manera entender la intención del usuario por medio del registro de la semántica de la consulta, con un sentido global.

Podríamos decir que, RankBrain deduce lo que se está buscando, gracias a la experiencia previa; y adquiere la habilidad de predecir soluciones a la ambigüedad o términos desconocidos.

Mejores resultados de búsqueda

Aunque Google no revela cómo este algoritmo logra hacer todo, los expertos pueden deducir que se trata del uso de vectores que dejan que los motores hagan las relaciones semánticas.

Para ello, se hace el uso de un espacio vectorial multidimensional en el cual cada palabra del corpus lingüístico está representada por un vector; por lo tanto, cuantas más dimensiones se seleccionen, más relaciones de palabras podrá reconocer el software.

Luego de esto, los vectores son introducidos en una red neuronal que, con el soporte del aprendizaje automático, permite relacionar las palabras que han sido colocadas en el mismo contexto vectorial. Así que, de esta manera, es como la red neuronal logra su aprendizaje.

Entonces, si el software llegase a enfrentarse a un input nuevo, el algoritmo de aprendizaje le brindará la capacidad para reajustar el espacio vectorial y crear nuevas conexiones semánticas o devolver resultados anteriores.


Elementos de RankBrain

Más allá de la programación neurolingüística o NLP, RankBrain definitivamente hace uso de otros elementos para predecir la intención de búsqueda de los usuarios de Google, tales como:

  • El historial de búsqueda.
  • CTR del SERP.
  • Rankings históricos.

Pero antes de saber cómo optimizar a tu sitio o blog para que RankBrain lo posicione de la manera correcta, veamos los factores que toma en cuenta a la hora de convertir las palabras en entidades matemáticas o vectores:

  • Anchor text del enlace de las páginas.
  • Hora de las consultas.
  • Anuncios aparecidos en los resultados de las búsquedas.
  • Dominio relacionado con las páginas enseñadas.
  • Número de sesiones iniciadas por parte del usuario antes de hallar lo que busca.

Dada la naturaleza de este algoritmo, este se centra en recolectar datos y hacer análisis; más no puede penalizar sitios. Lo que sí hace, es tirar los resultados menos relevantes hacia abajo, para que vayan saliendo de los principales resultados.

Optimiza los factores relevantes para RankBrain

El contenido que vayas a crear para tu sitio debe estar orientado a facilitarle el trabajo a RankBrain. En breve, te voy a dar las buenas prácticas para poder puntuar mejor conforme a la inteligencia de RankBrain:

  • Crea contenido valioso para audiencias más específicas: Esta es la mayor ventajas competitiva que te puede dar RankBrain. Busca nichos, y también utiliza una estrategia de palabras long-tail.
  • Usa expresiones locales y términos coloquiales: RankBrain te entenderá y te ayudará con el posicionamiento en las SERP.
  • Realiza contenidos más largos y con detalles: Los post más ricos, en teoría deberían aportar más valor; Rankbrain te debería ayudar con esto.
  • Añade estudios, referencias de estadísticas, casos de éxito: RankBrain leerá a modo de subtítulo, y reconocerá mejor la intención de búsqueda del usuario.

Funcionalidad de la IA como sistema de aprendizaje

Para contar una pequeña curiosidad, la investigación de inteligencia artificial ha tardado más de 60 años desde su comienzo; a priori, puede ser mucho tiempo, pero ha sido necesario para obtener todos los beneficios que hay hoy en día, en internet.

Dicha investigación se inició en la Conferencia de Dartmouth de 1956, en donde científicos como John McCarthy, Marvin Minsky, Nathaniel Rochester y Claude Shannon, en el norteamericano Dartmouth College en 1955, mencionaron términos como ordenadores, redes neuronales, machine learning, etc.

Por su parte, es McCarthy quien impulsa el término inteligencia artificial para así dar un centro a todos estos conceptos mencionados. En el llamado Test Turing, impulsado por el informático de este mismo nombre en 1950, se llevó a cabo una conversación con dos interlocutores solo usando un teclado y un monitor para así no tener contacto ni visual ni auditivo.

El propósito era que un interlocutor fuese humano y el otro fuera una máquina que intenta convencerlo de que puede tratarse de un ser pensante. Si el examinador del test no puede discernir cuál de los interlocutores es la máquina, el resultado sería satisfactorio.

Sin embargo, este test fue superado por el chatbot llamado Eugene Goostman en el año 2014, lo que levantó muchas polémicas entre los expertos.

Conclusiones de Dartmouth

A pesar de este éxito, aún se pone en tela de juicio la inteligencia de las máquinas, pues estos test solo prueban conversaciones, es decir, habilidades lingüísticas que solo son un aspecto de la inteligencia humana. No se ha podido comprobar que estas máquinas tengan conciencia o juicio.

Por tanto, se dice que existen dos tipos de inteligencia artificial: una fuerte y una débil.

  • Fuerte. La máquina debe contener ciertas cualidades humanas para poder considerarse inteligente, como la habilidad de sacar conclusiones, resolver problemas, tener conciencia, sensibilidad y sabiduría.
  • Débil. Este tipo de máquinas se mide por su capacidad de pensamiento lógico, tomar decisiones, planificar y aprender, todo basado en reglas matemáticas.

Y a esto es a lo que hace referencia Google cuando asegura que RankBrain funciona con IA, ya que es capaz de aprender y brindar soluciones a problemas de manera automática que habían sido procesadas por personas.

Por ende, el aprendizaje automático por parte de este tipo de máquinas se entiende como el nacimiento artificial de conocimientos luego de las experiencias generadas.

En conclusión, los sistemas que tienen este aprendizaje automático analizan grandes cantidades de datos, a la vez que identifican patrones, tendencias y conexiones transversales con el soporte de algoritmos matemáticos y con ello se basan para dar sus propias predicciones.


¿RankBrain modifica las SERP?

Pues, sí. RankBrain modifica las SERP. Dijimos que el RankBrain opera con inteligencia artificial y, por lo tanto, te mostrará los resultados que se le canta que le parece más óptimo para el usuario.

Si tu web o blog está lleno de palabras clave completamente irrelevantes, y nadie hace clic; RankBrain te dejará de mostrar en las SERP, y eventualmente Google Panda te penalizará. Con su aprendizaje automático, entenderá que tu contenido no es lo que buscan los usuarios.

Esto es útil, pues, el buscador sabrá exactamente qué es lo que buscamos, pero a la vez es preocupante para muchas web, por lo que prestar especial atención a tus contenidos debe ser una de tus prioridades.


El contenido es reflejo de tu web

Como hemos visto, la irrupción de RankBrain ha provocado que las palabras clave estén perdiendo su protagonismo «mientras más corta, peor, las largas se pueden posicionar». Entonces, la importancia de escribir contenido de calidad es lo más relevante para el lector; pues, Google quiere que crees contenido para el usuario y no para los robots.

Ahora bien, cuando se cierra una puerta, se abre una ventana. Las técnicas SEO se han adaptado, y el marketing de contenidos se está volviendo la nueva estrella de las estrategias ganadoras. Para que puedas encontrar una oportunidad en la clasificación de los motores de búsqueda, te sugiero:

  • Crear contenido que resuelva preguntas de los usuarios.
  • Usar tópicos con palabras clave de cola larga.
  • Y, sobre todo, apostar por una redacción que imite la conversación entre humanos. —Cómo estoy haciendo ahora, b*tch!

Insisto un poco más con el tema, y ya no vuelvo a romper las bolas molestar, los algoritmos de Google son máquinas, pero tu lector, y consumidor final es una persona; por tanto, debes esforzarte para satisfacer las necesidades de estos.

Si crees que tus conocimientos técnicos no son la gran cosa, no te frustres; podés crear un tema simple y abordarlo de manera simple. Para, para, para! Explícaselo a mi tía Hilda.

El mismo Gary Illyes, de Google, en una entrevista mencionó que mientras más humano suene el contenido de un sitio web mejor probabilidades tendrá en la clasificación de Google.


¿Y qué hay de las otras opciones SEO?

Google está en constante evolución, y los algoritmos no son la excepción de la regla. Pero siempre hay cosas que se van manteniendo constantes; La optimización on-page del sitio «velocidad incluida», el contenido, y el SEO off-page.

Optimización para móvil

Lo que significa que aquellos sitios web que no están preparados y optimizados para los usuarios móviles, podrían estar a punto de ganar una penalización de Google. Desde siempre, Google ha tomado la versión para usuarios de escritorios, como la principal para ser indexado, clasificado y mostrado en los resultados de búsqueda.

Pero debido a la creciente cifra de usuarios móviles que ha tenido Google, este ha decidido darle prioridad a las versiones móviles y ha dado un buen plazo para que los sitios web se ajusten a sus directrices. Te resumo algunas de las acciones que recomienda y valora Google para ser mostrado en los resultados de búsqueda desde tu versión para móviles:

  • La versión móvil debe incluir todo exactamente igual a la versión de escritorio
  • Es recomendable usar URLs dinámicas, para que puedas mostrar un sitio web optimizado para cada caso
  • Los metadatos y datos estructurados deben ser lo mismo para ambas versiones
  • La velocidad de carga para un sitio web AMP es importante

Para determinar si tu sitio web está siendo agradable y cordial con los usuarios móviles, puedes iniciar un análisis con el PageSpeed de Google.

Esto mismo que pasa sobre mejorar el sitio web para los usuarios móviles, hay que pensar en ajustarlo para que puedan ser considerados cuando se trata de hacer búsquedas por voz.


Considera todo lo que está pasando con las búsquedas por voz

De acuerdo el mismo Google, 1 de cada 5 búsquedas se hacen desde móviles, cualquiera puede ver este dato desde Google Analytics. Por eso tenemos que hacer una optimización SEO para estos dispositivos.

Pero ahora no solo para que se vea bien en los teléfonos, sino que también debemos entender que la gente hace búsquedas semánticas preguntándoles a Siri o a Google.

También otros aspectos a tener en cuenta, Google en su blog Think with Google, nos ha dado estos datos 100% real no-fake.

  • De acuerdo a Google, el 52% de las personas mantiene sus altavoces activados por voz en su sala de estar, mientras que el restante, los tiene en la habitación y cocina, por lo que muy probablemente harán una búsqueda sin necesidad de prender su laptop.
  • El 72% de las personas que usan altavoces dice que su dispositivo móvil es parte de su rutina diaria.
  • Y de acuerdo a Consumer Technology Association, 1 de cada 4 compradores usaron sus asistentes de voz durante la época decembrina de 2017.

Es decir, estamos frente a una clara tendencia que nos está indicando cuál es el camino hacia la satisfacción de nuestros usuarios. Porque en realidad esto de la búsqueda por voz, está muy cercano a lo que hemos estado hablando anteriormente; RankBrain quiere: búsquedas semántica, poca ambigüedad, coloquialismos, etc.

La búsqueda por voz es normalmente usada por usuarios locales, es decir, personas que están buscando donde comprar cerca de su localidad, por lo tanto, si tu producto va dirigido al mercado local, puedes apoyarte de herramientas como Google My Business.

Utiliza palabras que están siendo relevante y que resuelven algún «tema» de tu localidad.


También es importante tener un buen CTR orgánico

El CTR «Clic Through Rate» es el número de clics que obtiene un enlace respecto a su número de impresiones. Siempre se calcula en porcentaje, y es una métrica que se utiliza normalmente para medir el impacto que ha tenido una campaña digital.

Como dijimos anteriormente el CTR se calcula en porcentaje. Se obtiene dividiendo el número de clics que ha obtenido un enlace entre el número de veces que este ha sido visto por los usuarios (impresiones) multiplicado por 100.

Imaginemos que tenemos un resultado en Google que ha sido visto en 2000 ocasiones y que ha obtenido 30 clics, nuestro CTR se calcularía así:

  • CTR= (Clics / Impresiones) x 100 = (30 / 2000) x 100 = 1,5 %
  • CTR = 1,5 %

Lo ideal es que sea entre 2% o 3%, si es menos de 2% deberíamos aplicar algunas prácticas para subirlo; sí es mayor a 3%, estamos haciendo las cosas bien. Para ver el CTR, debemos ir a Google Search Console y agregar nuestro sitio web.


Conclusión

Hay que comenzar por pensar cómo generar contenidos más específicos para audiencias más específicas «nicho».

No te olvides que para Google el usuario es lo más importante «y vos sos la perra de Google», así que tu sitio web debe estar pensado en mejorar su experiencia. Ahora que las palabras clave ya no son lo único importante, piensa en cómo mejorar tu sitio web de cara a estas directrices.

La inteligencia artificial «IA» no es un tema que debe ser tomado a la ligera: —es fascinante a la vez que inquietante, palabras de Elon Musk.

Tu sitio deberá ayudar al algoritmo de Google, en lugar de complicarle la vida.

Si usas términos locales y comienzas a pensar como piensa tu audiencia, tus posibilidades de éxito en el SERP aumentarán.

Para cerrar el post, voy a entregarte un regalito para tu próximo sitio de WordPress. Haciendo clic en el banner de aquí abajo, puedes acceder a un descuento de 25 dólares. ¿A qué estás esperando?.

error: Content is protected !!