YouTube: Las 5 métricas que te ayudarán a crecer

Si haces video marketing para tu marca, seguro que ya sabes que tener un buen canal de YouTube es un pilar básico de tu presencia online.

Sí lo podes medir, lo podes mejorar

Las métricas de YouTube nos permiten saber si nuestra estrategia y contenidos de video marketing están funcionando y corregir el rumbo en caso de que no sea así. Pero tenemos tanta información disponible que a veces los árboles no nos dejan ver el bosque. Así que para centrarnos en lo que realmente importa, vamos a ver las 5 métricas de YouTube que te ayudarán a crecer.

Las dos métricas de YouTube más importantes: views y retención

Para saber si nuestro canal de YouTube está creciendo o no, tenemos que fijarnos en la cantidad de suscriptores del canal, que es resultado de la estrategia y los contenidos. Pero en realidad, nos ayuda más fijarnos en las dos métricas de YouTube básicas y fundamentales: las views y la retención.

Principales métricas del algoritmo de YouTube.

Views o visitas

Esta métrica es muy sencilla de entender, se trata de la cantidad de reproducciones que está teniendo cada vídeo.

Aunque el algoritmo que usa YouTube para determinar qué cuenta como «view» no está muy claro, generalmente se cree que la visualización empieza a contar una vez que el usuario ha visto al menos 30 segundos del vídeo.

YouTube también tiene un sistema para detectar las visitas fraudulentas que empieza a funcionar cuando el vídeo supera las 300 visitas. Por eso, a veces el conteo de visitas se queda paralizado durante un tiempo en 301 mientras se comprueba que las visitas sean legítimas. Si detecta algo sospechoso (por ejemplo, las visitas vienen de unos pocos ordenadores que cargan la página una y otra vez), esas visitas se eliminan de la cuenta.

Horas clave

Las visitas recibidas durante las primeras 48 horas desde la publicación son fundamentales para el éxito de un vídeo. Si el vídeo atrae mucha atención desde el principio, es muy probable que YouTube se lo recomiende a gente que no está suscrita al canal. Por ejemplo, a través de la página de inicio de YouTube, de las recomendaciones «Watch Next» o de las páginas de resultados de búsqueda que se muestran cuando el usuario introduce palabras clave.

Conseguir este tipo de recomendaciones es muy importante para poder crecer de manera exponencial, ya que es la mejor manera de llegar a usuarios nuevos, más allá de los que ya están suscritos al canal o que ven nuestro contenido a través de nuestros canales de marca como las redes sociales o el blog. Para conseguirlo, tenemos que pensar cuidadosamente la estrategia de lanzamiento de cada vídeo para maximizar las visitas durante las primeras 48 horas.

Las views también nos sirven para ver la evolución del canal, comparando las visitas del último vídeo con las de los anteriores para ver si ha generado más interés o menos. La tendencia debería ser positiva; si no es así, es posible que el enfoque o las temáticas no sean los adecuados. Por tanto, para hacer crecer nuestro canal, es importante analizar qué vídeos tienen más o menos views.

Hay una pequeña excepción a esta regla, y es que un tema sea muy estratégico y nos interese profundizar en él para posicionarnos como expertos, aunque no sea tan popular.

2. Retención

La retención es el porcentaje medio del vídeo que están viendo los espectadores. Nos interesa que esta métrica de YouTube sea lo más alta posible, ya que indica que estamos haciendo buenos contenidos y que los usuarios se interesan por ellos.

Hay una cuestión importante a tener en cuenta, y es que esta métrica será relativa en función de lo largos que sean nuestros vídeos. Lógicamente, ver el 50% de un vídeo que dura 3 minutos es mucho más fácil que ver el 50% de un vídeo que dura 20 minutos.

Longitud de videos

Por otro lado, YouTube prioriza los vídeos largos en su algoritmo, ya que dan más minutos a la plataforma, ofrecen más oportunidades para colocar anuncios y mejoran las cifras de cara a los accionistas, entre otros motivos.

Es por eso, que nos interesa crear contenidos más largos siempre que sea posible, pero teniendo en cuenta que sin un porcentaje de retención medio-alto no nos sirve de nada. Por tanto, es mejor hacer un vídeo de 6 minutos con una retención del 50-60% que un vídeo de 20 minutos que tenga una retención del 20%.

También es muy importante que la duración sea la adecuada en función del contenido que estamos tratando. Si un contenido de manera natural da para 3 minutos, no tiene sentido que lo queramos alargar a 15; de la misma manera, si tenemos un contenido muy complejo, no podemos intentar resumirlo para que encaje en una duración corta. Con el tiempo, iremos viendo la duración que nos «pide» cada vídeo en función del contenido.

Importancia del guión

Para mejorar la retención, también es muy importante cuidar el guion de los vídeos y la edición, para que resulten lo más atractivos posible.

Un último apunte a tener en cuenta es que hay muchas métricas de YouTube relacionadas con esta, como los minutos vistos o la duración media, pero al final todas ellas dependen del porcentaje de retención. Así que yo recomiendo centrarse en el porcentaje de retención como métrica e intentar adecuar la duración al contenido.

El CTR y la fuente que nos ofrece YouTube

Estas dos métricas de YouTube no son tan importantes como las anteriores, pero también debemos prestarles atención para mejorar los resultados de nuestros vídeos.

El CTR y la Fuente son los parámetros más importantes dentro de las menos importantes.

CTR

El CTR (siglas de «clic through rate» o «índice de clics») contabiliza qué porcentaje de impresiones de los vídeos se convierten en visitas. Se cuenta como impresión cada vez que un usuario ve la miniatura del vídeo, por ejemplo, como vídeo recomendado en YouTube o incluso en las redes sociales o incrustado en nuestro blog.

Lógicamente, nos interesa que este porcentaje sea lo más alto posible, ya que esto indica que la presentación del vídeo es atractiva y que no estamos desaprovechando visitas potenciales.

Si queremos mejorar esta métrica de YouTube, debemos prestar atención a:

  • El título del vídeo: que sea llamativo y atractivo, pero sin dejar de reflejar fielmente el contenido.
  • La miniatura: este es uno de los aspectos más importantes para el éxito de un vídeo en general. Se recomienda que siempre aparezca una persona, que salga el título del vídeo y que encaje con la estética general del canal.
  • Los sitios en los que aparece el vídeo: por ejemplo, si incrustamos el vídeo en un sitio web con muchas visitas pero que no esté realmente relacionado con la temática, el vídeo tendrá muchas impresiones pero poca gente hará clic. También puede que esto afecte negativamente al porcentaje de retención.

Las palabras clave por las que aparece el vídeo: igual que ocurre en el caso anterior, tenemos que asegurarnos de que estén relacionadas.

Fuente

La fuente no es una métrica en sí, sino que nos dice de dónde vienen las visitas de un vídeo. Es muy interesante para entender a nuestra audiencia, saber qué vídeos funcionan y averiguar cómo estamos consiguiendo visitantes a nuestros contenidos.

Por ejemplo, dentro de YouTube las visitas pueden proceder de la página de inicio, las suscripciones o las notificaciones a usuarios que siguen nuestro canal. Las notificaciones son una fuente importante de visitas durante las primeras 48 horas, así que es muy recomendable avisar a nuestros suscriptores de que las activen.

Las visitas también pueden venir desde fuera de YouTube, por ejemplo, cuando un usuario reproduce el vídeo en el blog de nuestra marca o en las redes sociales. Por tanto, si contamos con una comunidad potente en torno a nuestra marca, hay que aprovecharla para promocionar nuestros vídeos.

Métricas de YouTube para canales monetizados

Por último, vamos a ver la métrica más importante para canales de YouTube monetizados, esto es, cuyos creadores obtienen ingresos a partir de publicidad insertada en sus vídeos.

CPM

El CPM o «coste por mil» es una de las métricas básicas de la publicidad online (junto con el coste por mil). En este caso, nos indica el coste que un anunciante ha tenido que pagar para que su anuncio salga en 1000 reproducciones de nuestro vídeo. La cantidad que nosotros ingresaremos se llama RPM y suele ser un poco menos de la mitad.

Esta métrica nos indica cómo está posicionado nuestro sector en cuanto a publicidad y si hay mucha o poca demanda por salir anunciado en vídeos como el nuestro. Esto no tiene por qué estar relacionado con el nivel de visitas: hay temáticas que generan mucho interés entre los usuarios pero poco entre los anunciantes, y viceversa.

Si lo que estamos buscando es monetizar nuestro canal para que sea lo más rentable posible, nos puede interesar explorar diferentes temáticas para ver cuáles tienen un CPM más alto.

error: Content is protected !!