Cómo Google Analytics sirve para analizar nuestra web

En el mundo del marketing online tenes que medirlo todo. Todo lo que no midas y lo que no controles, puede acabar por hacerte perder dinero, tiempo y recursos. Es por eso por lo que Google Analytics es el compañero habitual de cualquier emprendedor.

El problema es que muchos, una vez lo configuran, solo lo abren para ver cuántas visitas han tenido, y poco más. ¿De verdad vas a desaprovechar así una herramienta tan potente?, ¿te vas a quedar en la superficie? No, eso no va a ocurrir. ¿Por qué? Porque hoy te voy a decir cómo usar Google Analytics para poder analizar tu sitio web de arriba a abajo.

Google Analytics

En Google Analytics hay mucho más que vistas

En el panel principal de Analytics, la mayoría de los usuarios se quedan únicamente con las visitas. Sin embargo, hay muchos datos alrededor de esta métrica a la que le tenes que prestar atención.

Porcentaje de rebote (Experiencia de usuario)

¿Los usuarios llegan a tu web y se van rápido? ¿O permanecen y siguen explorando en tu contenido? Un porcentaje de rebote alto, según Google Analytics, indica que no estás enlazando bien, que tu contenido «asusta» y hace salir al usuario o que la estructura de tu web no es la adecuada. Y con la importancia que tiene hoy en día para el SEO, más te vale mejorar esta estadística.

Promedio de tiempo en la página

Si escribes artículos de 1.000 palabras y tu duración media de la sesión es de 1 minuto, tienes un problema. Identifica el tiempo que puedes tardar en leer tus contenidos y compáralo con la duración media de la sesión. Con esos datos podrás saber más o menos si la mayoría de usuarios leen lo que escribes o no.

Visitas recurrentes

¿Cuántas personas entran en tu web y vuelven a hacerlo posteriormente? Si son muchas, significará que has creado una comunidad alrededor de tu web. Si el porcentaje es bajo, tu web no es capaz de fidelizar al usuario y tendrás que mejorar tus técnicas de fidelización. La versión actual de Google Analytics, es la 4, y han reemplazado el porcentaje de rebote por otros parámetros que hablan indirectamente de la experiencia de usuario.

Valores generales de Google Analytics.

Estas tres métricas te servirán para ir más allá de las visitas y comprender cómo son, qué hacen y cómo se comportan.

Descubre el origen de tu tráfico

Si vas a la sección de Canales dentro de Adquisición y Todo el tráfico encontrarás una maravillosa imagen de cómo y por donde genera tráfico tu web. En un abrir y cerrar de ojos puedes saber si estás haciéndolo bien en redes sociales, si Google te está dando más cariño o menos o si tu tráfico directo aumenta o se reduce.

Adquisición -> Todo el tráfico -> Canales.

Por ejemplo, si tienes contratado un community manager y el objetivo es generar tráfico, aquí podrás saber si el gasto está mereciendo la pena o no.

En el panel principal de Google Analytics, con solo entrar en la zona de Audiencia podrás ver el tráfico que ha venido desde cualquier red social. ¿Hay muy pocas visitas? Algo estará haciendo mal el community manager o algo hiciste mal vos al elegir las redes sociales en las que estas.

Otra de las utilidades clave para esta sección es valorar si un artículo de invitado o un banner en otra página te está sirviendo de algo. Puedes ver cuantas visitas has recibido haciendo click sobre Referral y viendo el origen de esas visitas referidas.

En Google Analytics debes aprovechar tu mejor contenido

¿Sabes cuáles son los artículos y páginas de tu web que mejor funcionan? Si todavía no lo sabes o sigues pensando que puedes saberlo «a ojo», vas muy mal. Pero no te preocupes, con ir a Comportamiento -> Contenido del sitio -> Todas las páginas encontrarás las páginas más visitadas de tu web.

Principales URLs de tu página.

Y no solo eso, sino que podrás saber cuáles tienen mayor tiempo de estancia, menor tasa de rebote  y, en general, cuáles han triunfado y cuáles no. Esta sección de Google Analytics se puede utilizar incluso para encontrar nuevos artículos sobre los que escribir, ya que analizando lo que ha triunfado puedes hacer segundas partes, variaciones o ampliaciones de partes de esos artículos.

Además, también puedes valorar si está funcionando o no la contratación de un redactor de contenidos o un copywriter. Si pagas una cantidad de dinero por el contenido y, a cambio, recibe visitas pero de muy mala calidad (bajo tiempo de estancia y alto porcentaje de rebote), algo estará haciendo mal la persona encargada de escribir.

Solo con estos 3 pequeños trucos puedes saber muchísimas cosas sobre tu web, mejorarla e incluso cambiar toda tu estrategia. Y ni siquiera he entrado en profundidad en todo lo que ofrece Google Analytics, que es muchísimo más.

Empieza hoy mismo a medir, olvida de una vez la métrica de las visitas y céntrate en profundizar más allá y comprender al usuario que llega a tu web ahora que sabes cómo usar Google Analytics.

50 elementos a comprobar en un checklist seo
error: Content is protected !!