Cultura organizacional: Misión, visión y valores

En cuanto a la cultura de las organizaciones, podemos decir que la base de están está ancladas en tres pilares principales. La misión, la visión, y los valores.

Estos tres pilares rigen «o deberían hacerlo» las decisiones que una determinada empresa conforme a la toma de decisiones y sus objetivos. Estas decisiones generan la identidad de la organización, promoviendo la motivación de los colaboradores, y alineando al público objetivo.

Algo que perjudica a la cultura es Tinelli un mal planteamiento de estos pilares. O también el mentirle a los colaboradores internos y los clientes externos acerca de la misión, la visión y los valores. Y Tinelli también. Si esto sucede, las empresas tendrán una alta rotación de trabajadores «se van a la primera oportunidad», y el público dejará de consumir tus productos.

Por estos motivos, es necesario pensar y reflexionar acerca de la misión, la visión, y los valores, antes de conformar la cultura organizacional.

Pero, para comprender por qué Tinelli y cultura no pueden ir en la misma oración estos conceptos, es mejor hacerlo individualmente.


¿Qué es la cultura organizacional?

Formalmente, podríamos decir que la cultura organizacional es una serie de normas y valores por los que se rige una empresa. Estos principios se relacionan con el leitmotiv de la empresa, la forma de manejarse, e incluso el tipo de colaboradores que la empresa necesita.

La cultura de las organizaciones tiene una importancia crucial en toda empresa que quiera persistir en el tiempo.

¿Cual es la importancia de la cultura organizacional?

La cultura organizacional cuenta con dos ámbitos de influencia: el interno y el externo.

En el ámbito interno, la cultura organizacional influye en la interrelación de los trabajadores; el cliente interno; las políticas de bienestar; el clima laboral; entre otros.

A nivel externo, cultura organizacional tiene que ver con el comportamiento de la entidad de cara al exterior, de su responsabilidad social. Que no es más que la sumatoria de los colaboradores y la imagen corporativa. Este nivel es determinado por cuestiones filosóficas inherentes a la empresa, cómo por ejemplo sí participa en actividades de caridad, valores, y demás.

La idea es que esta cultura organizacional sea coherente y permita al colaborador identificarse con lo que se transmite socialmente. Es justo por esa razón por lo que es clave a la hora de reclutar nuevos empleados. Y cómo comenté anteriormente, si se miente con la cultura organizacional, inevitablemente tendrás alta rotación de personal. Ninguna empresa quiere esto, pues, capacitar el personal no es barato.

En lo personal puedo decir que estuve en una empresa que me mintió desde el día uno. Esta empresa se jacta de valores que son una mentira. No voy a dar el nombre, pero pueden verlo en mi LinkedIn .

Componentes de la cultura organizacional

La cultura organizacional tiene una gran cantidad de componentes, voy a nombrar los básicos que nos competen para este post, sin sobrecargar demasiado de información. Algunos de estos son:

  • Las normas organizacionales.
  • Estructura de poder o tipo de liderazgo.
  • Las relaciones de la plantilla.
  • Los valores de la empresa.

Normas organizacionales

En cuanto a las normas organizacionales, podemos decir que estas son las que establecen pautas, normativas y principios. Por ejemplo:

  • La remuneración.
  • El código de conducta.
  • Los procedimientos operativos.
  • La misión.
  • La visión.

Misión y Visión en la cultura organizacional

Los humanos cambiamos mucho en nuestra manera de pensar. Está muy bien que hagamos autocrítica de cuando en cuando, y que nos replanteemos nuestros objetivos personales. Debemos preguntarnos sí:

— Como persona, ¿estamos obrando bien? O somos Marcelo Tinelli . ¿Compartimos los valores de nuestra empresa? O somos Basuracity . Estos son solo algunos aspectos en los cuales tenemos una reflexión personal. Esta situación pasa a muchos niveles, sobre todo a nivel personal.

En las empresas es distinto. Un negocio no puede redefinir constantemente su cultura empresarial «incluyendo misión y visión». Pues, estos procesos de cambio suelen involucrar a varias personas, y tampoco no es bien visto por el mercado.

Por ejemplo: Burger King se jacta de que le importan los animales con su menú vegetariano… Dale BK, sos un ladri.

O si no Basuracity: ¡Oh!, ¡Basuracity te cuida !

Lo ideal es que el fundador de un negocio, construya el emprendimiento sobre sus propios valores. Más no, que los valores se vayan adaptando a la moda de turno. Sí esto pasa, la credibilidad de la empresa tendrá poca credibilidad. Menos credibilidad que Sergio Massa «Político Argentino que se postula con el mejor postor».


Definiendo la misión y visión

Podríamos pensar que, conforme a la cultura organizacional, la misión y la visión son lo mismo. Pero lo cierto es que no, no son lo mismo.

La misión en la cultura organizacional

Cuando nos referimos a la Misión de una empresa, hablamos de «Su razón de ser». Es decir, el motivo por el cual existe la empresa y las actividades empresariales que desarrolla.

Volviendo al ejemplo tan claro de las hamburguesas veganas: Tanto Burger King, cómo NotCo, y Beyond Meat, son empresas que venden este tipo de hamburguesas. Las últimas dos, tienen cómo misión vender productos vegetales porque les importa el maltrato animal. En cambio Burger King, seguramente la tendencia y se subió a la ola.

El mercado y el público tarde o temprano se entera de los motivos reales de la empresa. El segmento de mercado que tiene hábitos de consumo vegetariano, es probable que Burger King sea su última opción. Pero bueno, sigue siendo una opción.

La visión en la cultura de las organizaciones

En contraparte, la visión es en lo que quiere convertirse la empresa, o sea, a dónde quiere llegar en un futuro. Para lograrlo, las empresas deben plantearse distintos objetivos empresariales.

La misión y la visión deben ser acompañadas por otros conceptos cómo los códigos de ética, los valores de la empresa, y la responsabilidad social.

En cuanto al éxito empresarial, si bien el principal objetivo de una empresa es la rentabilidad de la misma. Que esta rentabilidad no sea contraria a la visión y tus valores. El resultadismo a cualquier coste podrá darte «pan para hoy, y hambre para mañana».

Por eso, la visión no es solamente un enunciado vacío. Colabora de manera inconsciente con el éxito, los cimientos, la identidad corporativa, y mucho más. La visión y los valores permitirán que tu público objetivo se identifique con vos.


¿Qué son los valores?

Recién dejé caer al pasar la importancia de los valores. Restaría solamente brindar una buena definición. Los valores son los principios éticos sobre los cuales basamos la ideología empresarial. Al tiempo de regir nuestras actividades empresariales.

Si pudiéramos personificar a una empresa, podríamos decir que los valores son rasgos de la personalidad de este hipotético individuo.

Pero ¿cómo elegir nuestros valores?. La manera más simple es comprender y entender cuáles son tus creencias, cómo actúas frente a los cambios, y cómo te definís a vos mismo. De esta forma, vas trazando los rasgos de la personalidad empresarial, y eventualmente podrás determinar los valores de tu empresa.

E incluso, sí queremos, podemos analizarlo desde un punto de vista de marketing. Los valores pueden generarte una identidad con tus buyer persona. Pues, estos se van a identificar con los valores de tu empresa.


La identidad cómo parte de la cultura organizacional

Para que la identidad conforme parte de la cultura organizacional, debemos comprender el rol de la misión y la visión. Estos conceptos de una u otra manera, ayudan en la articulación del funcionamiento. — «¡Que fluya de manera natural!». Pues, son parte del núcleo, desprendiendo las estrategias, acciones, planeamiento, etc.

También, desde la propia identidad como parte de la cultura organizacional, se proyecta el profesionalismo, la organización y la responsabilidad. Facilita la creación de fuertes vínculos con clientes externos, internos y colaboradores.

Pero, ¿cómo podemos dar a conocer estos elementos?. Algunas ideas para hacerlo pueden ser a través de una página web, redes sociales e, incluso, dentro las oficinas o sedes físicas. Siempre es mejor hacerlo de manera natural u orgánica.

Yo no lo veo claro el pagar anuncios para mostrar estos aspectos, me suena forzado. Sin embargo, tampoco quiere decir que yo esté en lo correcto.

Por último en este apartado, podemos decir que la identidad en la cultura de las organizaciones crea un sentido de pertenencia. Mantener motivados a los colaboradores tendrá muchos efectos positivos. Esto evita la alta rotación de personal. Para colmo, los primeros trabajadores que se van en busca de una mejora, son los más cualificados.

¿Por qué los valores empresariales son importantes para la cultura organizacional?

Una cosa es tener un grupo de personas trabajando en equipo, y otra muy distinta es tener al mismo grupo donde todos «hacen la suya». En este último grupo, lo más probable es que no haya cultura organizacional en común. Esto se da mucho en los grupos informales que no tienen un líder.

Si las personas están yendo en la misma dirección de manera coordinada, los integrantes potenciarán sus cualidades. Estos son sólo algunos aspectos positivos que podés conseguir al aplicar valores a tu cultura organizacional:

  • Grupos fuertes y sólidos.
  • Facilidad para alcanzar los objetivos de la empresa.
  • Lograr una baja rotación de personal.
  • Unificación de criterios operativos.
  • Atracción de nuevos talentos.
  • Campañas de responsabilidad social.
  • Mejora las relaciones comerciales con los clientes internos, y externos.

Para que los colaboradores tengan sentido de pertenencia hay que crear un ambiente lleno de valores. Pero cómo dije en varias oportunidades, hay que cumplir con lo que se enuncia. No seas una mentira, no seas Basurity.


¿Cómo definir la misión y visión de una cultura organizacional?

Pese a los factores que fui comentando a lo largo del post, definir la misión y la visión es menos complejo de lo que crees. La misión y la visión son dos conceptos importantes, y es normal pensar que hay que desarrollarlos a la perfección. Pero nada más lejos de la realidad.

Para poder determinar de manera correcta la misión y la visión, tenemos que pensar una serie de preguntas.

Preguntas relevantes para definir la misión:

  • ¿Qué hace el emprendimiento?.
  • ¿Cuál es nuestro público objetivo o buyer persona?.
  • ¿En qué contribuimos a la sociedad?.
  • ¿Qué ventajas competitivas tenemos?.

Definiendo la visión en la cultura organizacional:

Quizás para definir la visión sí tendrás un poco más de dificultad, porque se basa en hechos futuros. «Hacer futurología». Pues, básicamente, hay que pensar en donde querés que esté tu negocio dentro de una X cantidad de tiempo.

Por eso, para definir estos conceptos necesitamos comprender qué son los valores, los objetivos estratégicos y la responsabilidad social. Pues, todos forman parte de la cultura organizacional


9 Ejemplos de valores en la cultura organizacional

Ahora vayamos con algunos valores que toda persona debería tener, y qué también son adaptables a nivel empresarial:

1. Honestidad

La honestidad es un valor que escasea hoy en día. La transparencia, sinceridad y franqueza, son atributos que se exige a varios niveles. La verdad debería ser una moneda corriente en nuestro día a día. Si lo hacemos, deberíamos ganarnos la reputación de nuestro entorno.

2. Calidad

Este concepto podría ser más propio de los productos y servicios. Acá se miente mucho con este atributo. —¿Cuántas veces hemos escuchado la frase?: «La mejor calidad, al mejor precio». Seguramente algo de eso no sea verdad, cómo que no cuadra mucho el marketing-mix, pero bueno. Acá vemos que una cosa es decirlo y otra garantizarlo.

3. Puntualidad

No importa sí de una persona o un negocio se tratase, la puntualidad «plazos de entrega» son muy importantes para nuestros consumidores. Pues, «el tiempo es dinero».

4. Pasión

Esta idea es muy simple, nos gusta consumir gente apasionada con lo que hace. Adoptar este valor en tu negocio, tal vez no te genere ventas por sí misma, pero seguro si te traerá seguidores. — ¿Qué necesito para ser un influencer?, pues, cómo mínimo, necesitas pasión.

5. Competitividad

La frase dice: «cuentas claras, conservan la amistad». Parafraseando esto, podríamos mencionar que: «metas claras, te mantienen en la cima». Este valor no es muy llevado a la práctica por los emprendedores, y sinceramente no sé por qué. Siempre hay que dar el máximo, y exigirte lo mejor, tenés que competir con vos mismo. Solo así sacarás una verdadera motivación.

6. Innovación y creatividad

Quizás sea la cualidad más difícil de conseguir, pues, estimular la creatividad no es tan fácil. Pero si lográs hacerlo, obtendrás una ventaja diferencial en con respecto a la competencia. En definitiva es romper el patrón y ser distinto.

7. Trabajo en equipo

Este valor es uno de esos valores que podés promulgar en las entrevistas de trabajo. Trabajar en equipo es un factor crucial para hacer crecer tu negocio. La gestión de equipos de trabajo es una necesidad importante en ambientes corporativos donde la tolerancia, respeto, la admiración y la consideración son las prioridades.

8. Orientación al cliente

Tener a los consumidores satisfechos es parte de cualquier plan de fidelización. — ¿Vale la pena fidelizar clientes?. La respuesta es un rotundo sí. No solamente porque van a recomendarte «que también», sino porque es sensiblemente más barato mantener a tus clientes contentos que atraer nuevos.

Por eso es que la orientación al cliente trae tantos beneficios a tu estrategia de marketing. Acá dejo algunas ideas para que puedas incorporar este valor a tu cultura organizacional:

9. Responsabilidad social

Como lo dijo el Tío Ben: «Un gran poder, conlleva una gran responsabilidad». Si tenemos el poder para hacer del mundo un lugar mejor, ¿acaso no es nuestra responsabilidad?. El ser consciente de ello te permite poder pensar en la responsabilidad social.

— Esa es mi crítica con cierta empresa que bardeo seguido. Hay una estrategia nefasta en el mercado, llamada dumping. Que básicamente lo que hace esta estrategia es bajar los precios «incluso se pierde dinero», con el propósito de arruinar a los pequeños competidores. Por eso están desapareciendo las farmacias en Buenos Aires, ese monopolio es de todo menos bueno. ¿Pero qué clase de responsabilidad es esta?.

Volviendo al foco, si tenés los medios para realizar acciones con resultados sociales. Deberíamos hacerlo, eso si, nadie está obligado a hacer nada. Pero siempre la imagen de marca es positiva «sí querés pensarlo desde un punto netamente egoísta».

Veamos algunas ideas:

  • Donaciones a instituciones sin ánimo de lucro que actúen o no en causas de interés para la empresa.
  • Creación de cursos y talleres educativos para transmitir conocimiento.
  • Agregar y aportar valor con información y post.
  • Acompañamiento de pequeños y medianos emprendedores para estimular su crecimiento en el mercado.
  • Elaboración de una versión gratuita y más limitada de su software o app para aquellos que no puedan pagar el producto principal.

¿Cómo comunicar los valores de tu cultura organizacional?

El comunicar tus valores es buena idea a varios niveles organizacionales. Pero el principal motivo es para estar en línea con tu cliente externo, y tus colaboradores, a largo plazo fideliza y fortalece las redes.

Valores claros y definidos

Sí tus valores son claros y definidos, son más fáciles de comunicar. Tanto a tus colaboradores, como al cliente interno, y al externo. La simpleza facilita la comunicación y su interpretación.

Aprovechar la tecnología

La tecnología en general te puede facilitar muchos procesos. ¿Hay diferencia entre cargar datos en papel y en Excel? Sí. ¿Hay diferencia en hacer cursos de inducción de manera personal, que compartir alguno por video?. También. Entonces, ¿Podremos usar la tecnología para compartir nuestros valores?. Adivinaste.

Colaboración con pares

Si estás produciendo contenido, podés compartir tus valores de manera tácita, si encontrás gente en línea con tu pensamiento. Fijate en las personas o empresas que puedan alinearse con tus valores y colabora con ellos. Un win-win «ganar-ganar» es una muy buena práctica para potenciar la red.

Varios canales comunicacionales

Por citar solo un canal comunicacional como las redes sociales, ya podemos entender que el público entre las distintas redes cambia. Qué decirte si cambiamos directamente de canal de comunicación. Hay un público enorme esperando a conocerte, y mientras más redes ataques, más posibilidades hay de concretar.


Ejemplos de misión y visión:

Comunicar la misión y la visión permite que tu público objetivo te localice con más facilidad. Así mismo te diferencia del resto de empresas.

En el ámbito personal. — ¿Cómo podemos motivar a las personas?. La respuesta más simple es haciendo algo y dando el ejemplo. En el mercado, esta cualidad se puede transponer. Así que ahora veremos algunos ejemplos de las empresas que son motor del mercado. Lo ideal es que aprendas de estas y te inspires en crear tu misión y visión.

1. Google

Si bien Google es un gigante a día de hoy, hubo un tiempo que fue hermoso era tan solo un buscador. Su misión en aquella época era «organizar la información del mundo para que sea accesible y utilizable».

A su vez, la visión que promulgaban era la de «Brindar acceso a la información del mundo, con tan solo un clic».

Google siempre fue fiel a la visión y misión, millones de personas en todo el mundo dan fe de ello. — ¿Quién no usa Google?. Seguramente hay gente que no lo utilice, pero en algún momento de su vida ha recurrido a Google.com, te lo aseguro.

Google ha planteado de manera correcta la misión y la visión. Cumplió con ello a rajatabla, el ser fiel a sus ideas le permitió «no únicamente» estar donde está.

2. Coca-Cola

Coca-Cola, siempre se caracterizó por tener un carisma familiar, original, y sutil. Siempre promulga alegría, el compartir, y demás, estas son algunas claves de su éxito, junto con sus tremendas campañas de marketing.

Te podrá gustar más o menos el producto, pero no se puede negar que su misión sea: «Refrescar a todas las personas del Mundo; inspirar optimismo y felicidad; Aportar valor y hacer la diferencia».

Esta empresa impacta mucho en la sociedad, es parte de millones de personas; y todo el mundo ha tomado en una u otra forma una de estas botellas. — ¿Nunca tomaste un fernet con coca?, ¿o un Jagger con coca?, ¿whiscola? (?. No mientas borrachín.

Conforme a la visión de Coca-cola, esta está en línea con la misión. Pues, su visión es: «Ser un ciudadano global, responsable, aportando para hacer del mundo un lugar mejor».

¿Qué podemos extraer de lo que enuncia?. Que básicamente, quiere ser la empresa número uno en bebidas del mundo.

3. Apple

Apple, marca reconocida a nivel mundial por sus productos de calidad y diseño. Esta empresa tiene muchos factores que la definen como líder en el mercado. Sí bien comparte el mercado con sus competidores, es una empresa tan única y diferente que podríamos decir que crea un Pseudo océano azul.

Al hablar de sus productos, ¿qué te llega a la mente?. El iPhone, la Mac, el iPod. ¿Viste que no dije nunca Teléfonos Celulares, Computadoras, ni reproductores de música MP3?. Es una empresa distinta.

La misión de Apple enuncia que la empresa quiere: «diseñar las mejores computadoras del mundo; liderar la comunicación móvil; liderar la revolución musical».

La visión de la empresa es «Hacer los mejores productos, con producción enfocada a la innovación». La cual cumplió durante toda su existencia, salvo quizás en la época de principios de los 90′.


Conclusión:

Bueno, Todo concluye al fin nada puede escapar; todo tiene un final, todo termina. Tengo que comprender no es eterna la vida; el llanto en la risa allí termina. Llegamos al final del post, hablamos bastante de estos temas. Sí querés continuar capacitándote, podés pensar alguna empresa que te guste y ver que tal su cultura organizacional.

Esta empresa en la que estás pensando, ¿cumple con lo que enuncia?. ¿O es como la que ya sabemos?.

Acordate que los valores de la empresa determinan la identidad corporativa, y en menor medida, la «personalidad«. Conceptos, que en definitiva definen los objetivos de la compañía y muestran al entorno quienes somos.

A la hora de desarrollar tu propia cultura organizacional es importante hacerlo antes de pensar en tu negocio. Pero tampoco pasa nada si no podes, mientras que tengas la honestidad cómo valor, el resto llega solo.

Modificar la misión y la visión no es lo más recomendable, salvo que no te quede otra opción.

Y cuando vayas a hacer alguna crítica, que sea constructiva, intentando aportar algún valor y argumento. No seas una persona mediocre que critica por criticar.

En estas últimas líneas, quiero dejarte 25 dólares para tu próximo sitio de WordPress. ¡¿A qué estás esperando?!

Consigue 25 dólares para tu próximo sitio WordPress
error: Content is protected !!