Las 4 P del Sistema integral de Marketing: ¿para qué sirve?

Cualquiera que tenga interés en el marketing, debería conocer las 4 P del sistema integral de marketing. Este es un concepto básico, pero fundamental, debería ser una piedra angular para saber donde estás y que estrategia deberías implementar.

Desde las primeras prácticas de marketing entre los 50 y 60 (como se puede ver implícitamente en la serie de Mad Men), tanto el mercado, como del usuario, y las formas de consumo ha cambiado mucho. Y aunque está muy bien conocer de donde venimos, no menos cierto es que entender una trayectoria te ayudará a entender hacia donde ha evolucionado el concepto.

¿Cuáles son las 4 P del marketing?

Place, price, product, y promotion (en español Punto de venta, precio, producto, y promoción).

Estas cuatro variables del marketing mix, conocidas como «las 4 P del marketing», tienen la capacidad de explicar cómo funciona el marketing de una forma integral y completa, lo que entronca con el concepto del marketing mix.

Enlistando las 4 P del marketing:

  • Producto
  • Precio
  • Place (Distribución o Punto de venta)
  • Promoción

Pero antes de entrar con el detalle de cada uno de los puntos tocados en lista, debemos entender que tipo de lógica mercado estamos atacando.

  • De usos prácticos: es un mercado indiferenciado en el que sólo tiene vigencia el producto genérico.
  • Técnico: es el mercado del cliente que decide conscientemente en virtud de la específica finalidad del producto y sustentándose en su propio conocimiento y observación.
  • De compra impulsiva: es aquel que privilegia las características preceptúales de los productos.
  • Mercado de precios: es un  mercado en el cual el consumidor sólo se guía por un único criterio, comprar lo más barato posible focalizando su decisión en la ecuación precio – cantidad y en el dinero disponible.
  • Mercado de imágenes: es el mercado del universo simbólico donde el sujeto construye una escena que da nueva vida a los objetos.

Para ver más de lógicas de mercado en el foro (Capítulo 2 | Sección 3 Lógica de Mercado):

Producto: El principal elemento de tu estrategia

Claramente, el producto es el elemento principal de cualquier estrategia de marketing. Ya sea un producto físico o un servicio, de una u otra manera, todas las acciones de marketing giran alrededor de tu producto.

Cómo dijimos, el producto no tiene por qué ser algo tangible, puesto que también pueden ser servicios, o ideas y valores.

También hay que comentar, que el concepto de producto es muy amplio, ya que abarca todo aquello que se coloca en un mercado para su adquisición y, de alguna forma, puede llegar a satisfacer una necesidad o un deseo del consumidor.

¡El axioma de Pitágoras siempre es tan oportuno!

En toda estrategia de marketing es necesario definir el producto, de modo que te puede resultar de gran utilidad responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué vendo?
  • ¿Cuáles son los beneficios que se obtiene de cada una de ellas?
  • ¿Qué necesidades satisface mi producto?
  • ¿Cuáles son las características de mi producto?
  • ¿Qué valor agregado proporciona mi producto?

Precio: ¿Una de las cosas más dificiles de la estrategia?

Para hacerla corta: se trata de la cantidad de «platita» que el consumidor debe pagar para tener acceso al producto o servicio.

Sin embargo, la fijación del precio adecuado, siguiendo criterios de marketing, es una de las cuestiones más complejas e importantes de una campaña.

De hecho, el precio es lo primero en lo que nos fijamos la inmensa mayoría de los consumidores. (Ratas)

Para fijar un precio es necesario, entre otras acciones:

  • Realizar estudios sobre cuánto están dispuestos a pagar los consumidores.
  • Estudiar comparativamente los precios fijados por la competencia para productos iguales o similares.
  • Calcular muy bien los beneficios netos que vamos a obtener con cada precio.
  • Encontrar la respuesta adecuada a cuestiones como:
    • ¿Qué valor tiene el producto para el cliente?
    • ¿Existen unos precios estándar establecidos?
    • Si bajamos el precio del producto, ¿lograremos realmente conseguir ventaja competitiva en el mercado?

Si necesitas más detalle de como fijar un precio, te recomiendo el siguiente artículo:

Punto de venta: ¿cómo vamos a distribuir nuestro producto?  

El punto de venta o distribución es el proceso mediante el cual el producto o servicio llega hasta nuestro cliente, que puede ser mayorista o final. Es una cuestión fundamental que va a influir notablemente en nuestro margen de ganancia y en la satisfacción del consumidor.

En la distribución existen múltiples variables que hay que tener en cuenta:

  • Almacenamiento: ¿Tengo o no tengo depósito?
  • Transporte: ¿La logísitca la puedo llevar a cabo o la debo tercerizar?
  • Tiempos de la operación: ¿Cuánto tarda el producto en llegar al cliente?
  • Costes de los envíos: ¿Vale la pena envíar a determinado lugar o deja de ser rentable?
  • Canales de distribución: venta directa, distribuidores, tiendas online, etc…

Promoción: las múltiples formas de darlo a conocer 

La promoción es la última variable del marketing mix y en esta se incluyen todos aquellos medios, canales de distribución y técnicas que van a dar a conocer nuestro producto tanto para el marketing online como el offline.

En los últimos años hemos tenido un boom en cuanto a los medios digitales. Y las posibilidades de realizar una buena campaña de marketing ahora son accesibles y adaptables «para la cartera de la dama, y el bolsillo del caballero».

En la actualidad, el marketing tradicional ha mutado un poco, y para tener éxito necesita campañas estratégicas complementarias de inbound marketing. Estas estrategias de inbound son mucho menos intrusivas, y basadas en contenidos elaborados, pero sobre todo, con mucho valor añadido.

En cualquier caso, es preciso valorar todas las posibilidades y, llegar a nuestro público target. Para ello debemos estudiar aspectos cómo: edad, población, sexo, necesidades y hábitos, etc…

Aprende a conocer a tu Buyer persona con éste artículo:

Evolución de las 4 P: Las 4 C y, las 4 E del marketing

El concepto de las 4 P han evolucionado, y si han adaptado a las nuevas necesidades del mercado. Así, hoy podemos dejar de hablar solo de producto, precio, punto de venta y promoción, y sustituir estos términos por consumidor, coste, conveniencia y comunicación. 

  • Consumidor: ¿cuáles los deseos de tu cliente? ¿Y sus necesidades? En esta evolución sustituimos el foco puesto en el producto para ponerlo directamente en el consumidor.
  • Coste: sustituimos precio por coste. Porque lo que cuesta un producto o un servicio no se refleja solo en su precio, es necesario tener en cuenta todos los costes desde su fabricación hasta que el producto llega al consumidor final.
  • Conveniencia: la conveniencia es la sustituta del lugar en el punto de venta. Porque cuando esta P evoluciona no solo se queda en dónde se venderá el producto, sino en otros aspectos de los hábitos de compra del cliente.
  • Comunicación: el marketing de contenidos y las redes sociales son claves para llegar a tu público y conseguir interactuar con él en un espacio digital, donde se siente cómodo

Y estas 4 C están evolucionando, a su vez, a las 4 E:

  • Experiencia y emoción: el cliente hoy ya no busca solo satisfacer su necesidad con el artículo que compra. Hoy quiere vivir una experiencia con tu marca, desde mucho antes de comprar hasta mucho después de haber comprado.
  • Exchange: hablamos de “intercambio”, ya que, en ocasiones, puede que no haya una venta como tal, sino que el cliente paga con sus datos o su tiempo.
  • En cualquier lugar: ya no se vende solamente en un punto de venta físico: la venta, hoy, puede darse en cualquier sitio, desde cualquier canal: desde una app, una tienda de ecommerce, o una campaña de email marketing.
  • Evangelización: hablamos de evangelizador, pero podríamos decir fan. Se trata de conseguir que el cliente esté tan satisfecho con tu marca que te recomienda, habla de ti, generando el famoso buzz marketing.

¿Cómo se consiguen fans? El marketing de atracción o inbound marketing es una forma forma de conseguirlo:

Estas adaptaciones progresivas, responden a un cambio de las necesidades del mercado y de los consumidores. Se deben adaptar constantemente y de hecho es probable que dentro de unos años estos conceptos vuelvan a cambiar. 

¡El poder del rayo evangelizador!

Conclusión

Las 4 P del marketing es un concepto que debes conocer porque forman parte de la historia del marketing digital, pero es importante que tengas en cuenta que estos 4 pilares siempre deben basarse en el usuario y es por eso que van a ir cambiando y adaptándose a lo largo del tiempo.

Debemos estar actualizados y focalizados en nuestro público.

error: Content is protected !!